the blog
10 lugares y atracciones para hacer si visitas Manchester

Si eres de los que les gusta la modernidad, una variada gastronomía, la diversidad de tiendas  y una ciudad cosmopolita, entonces encontrarás en Manchester lo que estabas buscando. Sin embargo no te engañes, pues esta maravillosa ciudad de Inglaterra también cuenta con lugares clásicos, un patrimonio arquitectónico inigualable, maravillosos centros comerciales y también culturales, entre muchos otros atractivos. Es conocida por dos pasiones: la música y el fútbol. Se afirma que Manchester es una de las capitales de la música más importantes de todo el mundo, esto conjugado con los espectaculares estadios de la ciudad producen un contraste que es muy llamativo a la vista de los visitantes.

Así que si tienes planeado tomarte unos días de vacaciones, y pensaste en Manchester, realmente no te equivocaste. Son muchos y muy diversos los lugares que puedes visitar, pero con esta guía podrás ayudarte.

1.- Chinatown

Comenzamos el recorrido por Manchester y puedes hacerlo por Chinatown, el segundo barrio chino más grande de todo el Reino Unido y el tercero más grande de toda Europa. Te costará decidirte entre la gran cantidad de restaurantes, tiendas, panaderías y supermercados, pero no solo chinos, sino también japoneses, vietnamitas, nepalíes, malayos y singapurenses. Toda una variedad.

Hay momentos en que las horas son interminables, pero en este caso, cuando vayas a Chinatown más bien te parecerán minutos. El colorido te deslumbrará en cada uno de los lugares, más aún si pruebas la gastronomía que te ofrecen, pues la comida realmente es extraordinaria, y si eres de los que les gusta cantar, entonces podrás participar en los karaokes que te ofrecen en los distintos establecimientos, pudiendo así mostrar tus cualidades.  No dejes de incluirlo en la lista de los lugares que visitarás.

2.- Catedral de Manchester

Bien lo mencionamos al principio, Manchester conjuga la modernidad con grandes atractivos arquitectónicos. La Catedral de Manchester te  permitirá deleitarte con una estructura donde está presente una  excelente riqueza artística. Al entrar a esta edificación te trasladarás en cuestión de instantes a la época medieval.

A pesar de que esta ciudad no es muy conocida por sus edificios históricos ni por sus construcciones de carácter arquitectónico, podrás encontrar en esta Catedral, característica de este lugar, una  gran obra de arte, que a pesar de no contar con grandes dimensiones te hará vivir un episodio medieval, del que no podrás escapar.

Debes saber que esta construcción religiosa fue bastante afectada durante la Segunda Guerra Mundial, esto por los bombardeos de la época, motivo por el cual su reconstrucción tardó 20 años.

Su estilo gótico la caracteriza. Una torre única donde se ubica el campanario se erige, digna de ser contemplada. Tallas de madera están ubicadas en el templo, todas con significados importantes que podrás interpretar durante tu visita a esta estructura. Uno de los sitios que puedes observar con detenimiento es el coro, que tiene una sillería de madera con un gran diseño artístico, y por supuesto el cancel, por demás muy particular, es realmente espectacular.

Otra de las cosas que llamarán tu atención son las vidrieras, que cuentan con un diseño bastante moderno. Debes tener en cuenta que si en tu itinerario está visitar la Catedral, tal y como lo recomendamos, deberás conocer sus horarios de visitas. Podrás hacerlo de lunes a jueves y los domingos de 8,30 a las 18,30 horas y los viernes y sábados de 8,30 a 15,30 horas.

3.- Cathedral Gates

Al salir de la Catedral de  Manchester, solo girando tu mirada, podrás observar en uno de los laterales un lugar bastante curioso. Es conocido como Cathedral Gates. Dos restaurantes perfectamente combinados dan la forma de una plaza, un tanto pequeña, pero realmente te hará vivir una época remota de Manchester.  Puedes escoger entre degustar una comida tradicional inglesa en The Old Wellington Inn, o comer mariscos y pescados, pues a su lado se encuentra el Sinclairs Oyster Bar. Un encanto sin igual se respira en el lugar. Se evidencia que estás en Inglaterra, y el ambiente te envolverá irremediablemente.

Es un sitio bastante curioso. Al estar en este lugar pareciera que el tiempo se hubiese detenido. Un rincón donde seguramente querrás tomarte fotografías para inmortalizar la visita a la segunda ciudad más grande del Reino Unido. Debes saber que estas estructuras no fueron destruidas durante el tiempo en el que tuvo lugar la II Guerra Mundial, y mágicamente fueron adaptadas, reconstruidas y convertidas en restaurantes que brindan una excelente gastronomía.

4.- Urbis Museo y The Printworks

Si estás en Manchester y no visitas el Urbis Museo, te estarás perdiendo de conocer uno de los edificios con mayor popularidad de toda la ciudad. Por sí solo, llama la atención. Su imponente color azul en sus cristales necesariamente hará que voltees a observarlo. Su vista interior es prácticamente obligada para cualquiera que esté de visita en este lugar.  El arte se hace presente en este espacio, pues precisamente está dedicado a  exhibir obras que la muestran. Un ascensor de cremallera permite que te desplaces dentro de él. Es único en su estilo. Muestra una estructura realmente moderna que te impresionará.

Distintas muestras culturales se pueden observar en sus cinco plantas. Las exposiciones cambian constantemente, ofreciéndoles a los visitantes la posibilidad de pasar unas horas completamente diferentes.

El edificio es una muestra arquitectónica de cristal que tiene una particular belleza. Su creador, un arquitecto de origen británico, Ian Simpson, se inspiró para crear este espacio. A su lado se encuentra el Printworks.

Urbis Museo está abierto todos los días en el horario comprendido de 10.00 de la mañana a 6.00 de la tarde. Su entrada es totalmente gratuita. Es importante mencionar que muchas de las exposiciones que encontrarás dentro de este lugar, son interactivas.

En los pisos superiores encontrarás un restaurante donde podrás comer algo, mientras tienes una hermosa vista. Es un ambiente ideal, donde incluso podrás tener la cena más romántica de tu vida.

Muy cerca de Urbis Museo encontrarás The Pintworks, un espacio urbano donde te podrás entretener. Encontrarás un cine, también restaurantes y clubes, estando en pleno centro de la ciudad. Es un polo de oportunidades donde los espacios para la cultura y el entretenimiento están presentes. Al recorrerlo te darás cuenta de toda la variedad y oportunidades que tienes en este lugar para pasar un día diferente.

5.- Heaton Park 

Debes saber que Heaton Park es uno de los cuatro parques más grandes de toda Europa. Si eres amante de la naturaleza, en este lugar encontrarás lo que estabas buscando. La verde grama de sus parajes te hará sentir como en el “paraíso”.

Perfectamente ubicada dentro de sus espacios, Heaton Park cuenta con una casa de campo, pero no cualquiera, la misma data del siglo XVIII, la cual es conocida como Heaton Hall. Para los más pequeños, este espacio natural cuenta con parques infantiles realmente atractivo. Si viajas con niños, entonces debes visitar este lugar, pues estos espacios son perfectos para su entretenimiento.  Además hay una granja.

Este espacio natural ha servido como lugar para conciertos, pues recuerden que la música es uno de los principales atractivos de esta ciudad. Además las únicas canchas planas de boliche que hay en Manchester, se ubican en este lugar. Especialmente fueron edificadas para los Juegos de la Commowealth del año 2002.

Heaton Park tiene mucho por descubrir y puedes hacerlo, convirtiendo tu visita en una excelente aventura donde estarás en contacto con la naturaleza en un espacio donde el hombre también hizo grandes creaciones.

6. Museo de la Ciencia y la Industria (Mosi)

Manchester es una ciudad industrial, por tal motivo no podía faltar entre sus atractivos este museo que fue realizado en un espacio que cuenta con varios almacenes. Precisamente el estar ubicado en Liverpool Road Station, la estación de pasajeros más antigua del mundo, ya es indicativo de la importancia industrial de Manchester. Es un mundo donde se reúnen grandes inventos que han sido de mucha utilidad a toda la humanidad.

Cuatro pabellones lo conforman y también cuenta con una estación de cine, pero muy antigua, que te ofrece films en 4D. Su inauguración data del año 1969, pero los inventos que allí están cuentan el progreso tecnológico.

Aviones y trenes se observan en este museo que te traslada a épocas de historia muy interesantes. La industria textil también tiene mucho que contar en este museo. Lo que menos te imaginas podrás verlo en el Mosi. Todo lo que allí se conjuga narra una historia, inclusive sus edificios.

La antigua estación de tren entre Manchester y Liverpool está ubicada en este museo. A pesar de que ya no está en funcionamiento, continúa siendo la primera estación de tren en el mundo entero que se dedicó a transportar personas entre dos ciudades. Pese a que en la actualidad está operando como el almacén de este lugar, en ella se puede observar una exposición que cuenta en detalle toda la historia del alumbrado a gas de la ciudad y también lo que es su sistema de alcantarillado.

Otra de las exposiciones que alberga el museo es la que cuenta la historia de la electricidad. Muchos aparatos antiguos se concentran en el lugar, incluyendo televisores, radios, incluso teléfonos móviles, los primeros de ellos, y la evolución que han ido teniendo hasta la actualidad.

El museo tiene un edificio que es el principal, en este encontrarás una cafetería donde podrás degustar algún bocado, además de un exquisito café y de allí puedes dirigirte a una tienda de recuerdos. Los pequeños encuentran en este lugar un espacio muy llamativo, pues les ofrecen demostraciones de magia y también les explican cómo funcionaban las máquinas que allí se exhiben.

Puedes abrir los armarios que están en el lugar, pues muchos guardan secretos que querrás descubrir. Un lugar llego de elementos que te pueden sorprender es el hall de la energía, donde grandes máquinas a vapor, equipos industriales y trenes de grandes dimensiones están combinados, para contar un poco el avance que se ha tenido en esta área.  Lo más impresionante de todo es que las máquinas funcionan y cuentan con operarios voluntarios que te hacen la demostración.

Se marca el inicio de la revolución industrial, la cual, por si no sabías, comenzó justamente en esta ciudad.

Si eres amante de los coches antiguos y también de los aviones, dirígete entonces al Hall del Aire y del Espacio. La variedad es increíble, realmente fascinante.

7.-John Rylands Library

Otro de los atractivos de la ciudad es la John Rylands Library. Entre sus muros esconde 100 años de historia. La entrada a este lugar es gratuita y puedes visitarla cualquier día de la semana, pues siempre permanece abierta. Está localizada en todo el centro de Manchester, por tal motivo puedes llegar a ella sin ningún tipo de complicaciones.

Está vinculada con la saga de filmes de Harry Potter, inclusive se afirma que la escritora de dicha saga pudo lograr inspirarse en este lugar. Tiene un parecido increíble con la de las películas. Lleva el nombre de John Rylands porque su esposa la construyó en su honor luego de que este muriera. Se afirma que fueron 10 años de trabajo de construcción para concluirla. Pero los detalles fueron perfectamente cuidados, por eso cuando entres en este lugar quedarás maravillado.

Sus paredes están recubiertas con madera noble. Las mesas, sus estanterías y todo su ambiente parecieran no pertenecer a esta época. Cuenta con una colección de libros de calidad. En la actualidad John Rylands Library es parte de la Universidad de Manchester.

Por si fuera poco, y si eres amante de la historia, encontrarás en este lugar una serie de manuscritos antiguos dignos de ser admirados.

La estructura de esta edificación te llamará poderosamente la atención, pues a pesar de que se trata de una biblioteca, este lugar parece más un castillo, o quizás también se asemeja a una catedral. Puedes recorrer sus salones o sentarte a ver un buen libro. Documentos de gran importancia se encuentran en este espacio, podríamos citar incluso el Fragmento de San Juan, la pieza más antigua conocida del Nuevo Testamento.

Este lugar ofrece a sus visitantes exposiciones temporales, también visitas guiadas, talleres y programas de lectura. Para llegar a este fabuloso edificio, puedes trasladarte hasta él en transporte público sin ningún problema.

8. Old Trafford

Si eres amante del fútbol no puedes dejar de visitar el Old Trafford. Es conocido como “El Teatro de los sueños”. Tiene la capacidad de albergar a 74.994 personas, siendo así el estadio de clubes más grande y el segundo de fútbol de mayor dimensión, después del Wembley Stadium.

Ha sido escenario de grandes partidos, incluyendo semifinales del FA Cup, partidos de la Copa del Mundo, esto específicamente en el año 1966, de la Eurocopa en este mismo año, y en el 2003 en esta espectacular construcción se celebró la final de la Liga de Campeones.  De igual forma se han celebrado las finales de dos Copas del Mundo de la Liga de Rugby.

Old Trafford Stadium es el hogar del Manchester United. Cuando lo visitas tienes mucho que ver. En sus espacios se cuenta con gran cantidad de oficinas, y también hay exhibiciones de bufandas, alfombrillas, tazas y todo lo que quieras, podrás encontrarlo en este lugar, cualquiera de ellos puedes adquirirlos.

Luego de haberte deslumbrado con esta edificación y de sentirte el protagonista de un gran partido de fútbol, entonces podrás dirigirte al Manchester United Red Café, donde te relajarás y descansarás tras haber realizado tu visita al Old Trafford. También podrás degustar en este lugar de variedades de comidas y refrigerios.

El área del vestuario, del túnel, de la caseta de los jugadores y otros espacios, de igual forma, podrás visitarlas.

9.- Town Hall

Otro de los lugares emblemáticos de Manchester que no puedes perderte es el Ayuntamiento. Su edificio, de estilo neo-gótico, te remonta a los años 1.800. Una alta torre de unos 87 metros se erige en esta construcción, además de que los personajes más distintivos de toda su historia están representados en la fachada, la cual se encuentra completamente esculpida en piedra.

Se encuentra localizado en la plaza Albert Square. Puedes hacer un recorrido por sus pasillos y salones y encontrarás fabulosos frescos donde se plasman, de la mano de Ford Maddox Brown, muchas escenas de la época romana, pasando por toda la historia y llegando incluso hasta la revolución industrial.

El lugar cuenta con visitas guiadas, si quieres hacerla puedes acudir los días martes o domingos en la mañana y de esta forma no te perderás nada. En el exterior de esta indescriptible edificación resaltan, sin duda, los perfiles puntiagudos de sus gabletes. En el tejado emergen mágicamente ventanas y chimeneas. Pero como ya lo mencioné, la torre de 87 metros, que lleva consigo el reloj, deja boquiabiertos a los turistas.

Dentro, el salón de esculturas, donde convergen estatuas de personajes de relevancia de la ciudad, es también extraordinario. El Great Hall es aún más maravilloso, pero para que entres muy animado, antes podrás observar un techo con motivos de plantas de algodón, este, que es acristalado tiene tanto los nombres de los alcaldes como también de los consejeros de la ciudad.  Luego pasarás a la habitación más importante del Ayuntamiento donde podrás observar cuidadosamente cada detalle que la conforma.

Una vez que visites el Ayuntamiento de Manchester jamás podrás olvidarlo.

10.- Lyme Park y Tatton Park

Lyme Park es uno de los parques más hermosos y tranquilos de Manchester, sin lugar a dudas un espacio que no deberías dejar de visitar en este recorrido por la ciudad. Los ciervos rojos se pasean por todo el parque, brindando un paisaje natural único e inigualable. Una caminata por este lugar constituye uno de los principales atractivos de Manchester. Mesas de picnic están perfectamente ubicadas en el área que rodea al lago que está dentro del parque. Los niños encontrarán en este espacio, uno de sus preferidos, pues cuenta con una gran área de juegos.

Verdes praderas, con una vegetación diversa y flores hermosas, adornan todo Tatton Park, espacio donde también aparecen como por arte de magia, columnas de ladrillos rojos y muros, sobre los cuales descansa gran variedad de plantas. Este es otro de los lugares dignos de observar en la ciudad. Es un espacio para la relajación, el contacto con la naturaleza y hasta para la meditación. Justo la mansión, rodeada por todo este verde espacio, es un atractivo que debes recorrer. En los jardines no faltan elementos decorativos, destacando entre ellos jarrones, fuentes, bancos e incluso estatuas.

Dentro, la mansión está adornada en forma muy ostentosa. Grandes colecciones de cuadros, también cristales, libros, plata y otros se ubican en equilibrio en el interior de Tatton Hall. Los huertos frutales tampoco faltan.

Terminamos aquí el recorrido por Manchester, la ciudad industrial, donde se conjugan elementos de la historia y de la modernidad para brindarle a cada uno de sus visitantes, los atractivos que esperan.